MUJERES DE EL RUNGUE Y LA QUEBRADA FUERON CAPACITADAS PARA DIGITALIZAR LA INFORMACIÓN DE SUS CULTIVOS