COMENZÓ A REGIR EN CHILE EL NUEVO SALARIO MÍNIMO DE 500.000 PESOS